miércoles, 1 de octubre de 2008

EL PROBLEMA DEL CAMBIO

En el contexto de la filosofía presocrática, tal y como hemos visto ya, nos encontramos con un problema central: el arjé. Una vez que las explicaciones mitológicas cayeron en desgracia y dejaron de ser admitidas como explicación de los fenómenos naturales, los filósofos de la época se empeñaron en buscar el primer elemento material del que todas las cosas del cosmos están hechas.

De ese intento surgen dos posturas bien diferenciadas, representadas por Heráclito y por Parménides. Para el primero, todo en la naturaleza está en continuo cambio, nada permanece. Así, afirma que no nos podemos bañar dos veces en el mismo río, como ejemplificación de su tesis, ya que las aguas del río están en un continuo fluir, arrastrando sedimentos que modifican el lecho. El motor de ese cambio permanente es una razón llamada “Logos” que ha penetrado el mundo.

Sin embargo, Parménides asegura que lo único que existe es el Ser, de modo que no existe en “no-ser”. Ese “Ser” es eterno, imperecedero, inmóvil, y de él todo forma parte.

Así, de manera muy sintética, queda planteado el problema del cambio, que desde el punto de vista de la Filosofía no se resolverá satisfactoriamente hasta Aristóteles, y sobre el que les invito a reflexionar.

Vía “La lechuza de Minerva” encuentro el siguiente vídeo musical: “Everybody is changing”, de Keane. Puedes escucharlo y reflexionar respecto a ese sentimiento que experimenta el protagonista, si es angustioso tomar conciencia de que todo, todos/as, han cambiado menos nosotros, que permanecemos anclados, casi dándole la razón a Parménides.




Este segundo vídeo enfoca el problema del cambio pero desde un ángulo diferente: la carta evoca la conciencia de que quedan pocos y “los que hay han cambiado”. La cuestión es, de ser cierta la afirmación, si somos conscientes del cambio, si tenemos la sensación de haber cambiado.




El “Ser” de Parménides, como dijimos, lo abarca todo, lo natural y lo social, pero nosotros, habitualmente, admitimos una distinción entre ambos ámbitos y asumimos que los cambios sociales son más frecuentes, incluso que los podemos provocar. A ello invita el último vídeo, a forzar un cambio social. También podemos reflexionar al respecto, si los cambios sociales son necesarios, si se pueden provocar o son inviables y todo permanece igual, si apostamos por los cambios o mejor no tocar el status quo.



Los comentarios que el alumnado deje aquí abajo serán tenidos en cuenta para la nota, los que deje el público serán bien recibidos y tenidos en cuenta.

4 comentarios:

José María dijo...

Sin ser alumno, ya me queda lejos, me gustaría aportar algo y es que lejos de suponer "el problema del cambio" algo que alguien se plantea en abstracto, es un problema muy real en la realidad profesional de todos los individuos y de todas las empresas. La moda de "la gestión del cambio en las organizaciones", en el fondo, trata de encontrar soluciones al problema de la adaptación al entorno cambiante de forma productiva, a veces, manteniendo su esencia, para diferenciarse de empresas competidoras, a veces confundiéndote con ellas para beneficiarte del tirón. Además en todos los casos las empresas intentan alinear su "misión", que no es sólo "ganar dinero" aunque evidentemente ese es uno de los principales objetivos con esas adaptaciones necesarias, a veces para sobrevivir, y a veces para ganar cuota de mercado.
Lo mismo se plantean muchos autónomos, muchos emprendedores. También está de moda el concepto de "marca personal" que se pregunta de qué forma puede un profesional darse a conocer ante sus clientes de modo que el cliente quiera contratarlo, pero sin que eso suponga renunciar a su forma de entender las cosas. Eso no es fácil porque muchos emprendedores, han renunciado a trabajos estables porque no les gustaba cómo condicionaba su vida, pero a veces adaptarte a la realidad de mercado para pagar tus gastos aunque seas tu propio jefe, te obliga a ponerte máscaras delante de tus clientes que pueden condicionar el rumbo que toma tu aventura profesional y también la personal y eso puede hacer que seas feliz en tu trabajo, o infeliz.
Todo esto lo digo con el interés de transmitir que este tipo de preguntas filosóficas de todos los tiempos están más cerca de la realidad cotidiana de los individuos de lo que sospechamos cuando cursamos asignaturas y las vemos sólo como "algo que hay que aprobar". Son muy reales y una herramienta de incalculable valor en el día a día de cualquier persona.
Salvando las distancias, por tanto, recomiendo echar un ojo a webs como http://www.marcapropia.net/ y en concreto a vídeo-artículos como éste

Química Recreativa XXII: Los Estados de la materia...

para darnos cuenta de que se habla en ellos de cosas muy parecidas a aquellas sobre las que unos señores con túnica pensaron hace algún tiempo.

Anónimo dijo...

La verdad es quelos tres videos me han gustado mucho. El quemá me ha llegado ha sido el último aunque formeparte de una campaña política. Los cambios son necesarios para la evolución delos seres humanos, lacuestion está e como se hacen y ha que velocidad se producen estos mismos.
Sin lugar a dudas en la actualidad las palabras de gente que vivio antes de Cristo nos siguen dándo que hablar y de qué pensar y no por ello nos hemos estancado.

YASMINA MEDINA 2D

Anónimo dijo...

yo pienso que esta gente se aburria mucho y que pa pensar todas esas cosas debian de fumar mas porrosss... vaya yonkis jeje

Anónimo dijo...

el blog me a gustado solo m gustaria resaltar el hecho de que se escribe arkhe y no arjé